El cuarto oscuro digital también es para gente paciente

por photodisea

Definitivamente nunca se me ha dado, en absoluto, quedarme horas y horas trabajando en una foto a través de un ordenador. Lo había olvidado, y nunca lo he reconocido con tanta vehemencia como ahora, mi verdadera vocación desde que era una niñita, era el de ser diseñadora de modas. Malogré ese don que Dios me había dado sólo porque cuando era puberta y asistí al Taller de Corte y Confección me pusieron a coser en máquina y nunca me pidieron que les enseñara los bocetos de mis magníficos diseños. Con la fotografía me pasó lo mismo, me alejé por un tiempo de este oficio porque las entradas al cuarto oscuro me parecían tediosas y me invadía una sensación de impaciencia cuando el profesor quería en una foto la gama de grises, blancos y negros a la perfección. Ahora que estoy tratando de aprender por mi cuenta los infinitos campos de la fotografía en mi cuarto oscuro digital, me pasa lo mismo. No obstante seré paciente!!!!