Mis creaciones son producto de mis limitaciones

por photodisea

A últimas fechas, de vez en mes, me quedo un rato en un Sanborns o una librería x, para hojear las revistas, en donde las fotos resalten por encima del mensaje escrito. El domingo pasado, en la librería de Liverpool, me llamaron la atención dos revistas. Una se llama Elemento, y la otra, me parece que se llama Blnk. El caso es que en la primera observé las fotos de un fotógrafo canadiense de nombre Marco Rountree. Lo curioso del acto, es que en sus fotos aparece un recurso que una servidora en meses anteriores utilizó, y este consiste en pintar digitalmente sobre la foto un dibujo rudimentario, pues no soy pintora. El hecho es que recordé el caso de Alonso Alvarez, y me puse a elucubrar respecto a qué pasaría si de repente yo le reclamo a el fotógrafo Marco Rountre , por qué en sus fotografías del mes de junio en la revista Elemento, él rayonea o hace simulacros o intentos de dibujos en sus fotos al igual que yo. Seguramente se indignaría con razón, y mucho. El por qué de ello, lo argumento:

Sucede que por los meses de febrero, marzo y abril, además de retomar la fotografía con mas beneplácito, me dió por diseñar algo. Esto debido a que una de tantas noches de otoño, del año pasado, me puse a surfear por la red y al teclear la frase Experimentos Digitales, me encontré con un blog atractivo a mis ojos hedonistas, llamado Ton3. De esa experiencia, decidí aprender el uno, dos, tres de photoshop. Los meses pasaron, y no realicé nada. No fue hasta febrero que traté hacer algo diferente en photoshop ( a falta de vectores que nunca pude bajar a mi computadora, y que al parecer están de moda en el mundo del diseño). Lo cierto es que me frustré en mi hacer, y días sucedáneos, me dije a mi misma, haré mis propios vectores. El resultado fue el siguiente:


Obviamente estos no son vectores sino garabatos codificables. Pero esta situación, me dió la pauta para entender que en una servidora el acto de crear algo diferente, feo o bonito, según de los ojos que miren, tiene relación con mis limitaciones tecnológicas, mi desconocimiento del diseño, y mi falta de habilidad para el dibujo. Lo cierto es, que a pesar de muchos, que quedé muy contenta con mis primeras pequeñas manipulaciones. Y creo, que ciertamente, hay ocasiones que muchas personas pueden tener similares ocurrencias, pero el resultado no será el mismo si esta idea sale, efectivamente, de las fibras sensibles de cada quien, y no como mera copia o plagio exacto de algo.

Retomo el trabajo de Marco Rountree, pues resulta que me dio alegría saber que técnicas que por primera vez experimento en el ámbito de la creación fotográfica, bajo la tutela de un sofware, otras personas, y seguramente, antes que Marcos Rountree, ya las habían hecho. Y estos experimentos consisten en adornar, o incluso, a veces arruinar la foto, con un simple rayón o dibujo rudimentario. Como es el caso del próximo autorretrato, que efectué en mayo de este año. Afortunadamente las fotos tomadas con cámaras digitales y maniobradas por computadora no nos dejan mentir, cuando nos metemos a la INFORMACION de la foto, urgamos en la fecha de creación de la imagen…

Ustedes qué opinan?